IMG_0864_Fotor

Sin pasión no hay sueños, sin sueños no hay vida!

Muy buenas noches a tod@s. Son las 02:45 a.m y como no puedo dormir pretendo daros la tabarra un poco. Y os la doy porque me encuentro en uno de esos momentos, que si hubiera alguien que me viera por un agujero, se “descojonaría” al verme bailar como si no hubiera mañana.

Son de esos momentos mágicos en los que sientes nervios, la mente sólo genera ideas que te bloquean, y sólo eres capaz de ver un futuro más que increíble. Sonríes como si estuvieras enamorado, pero esta vez no hay persona delante, sino una vida que has descubierto lo apasionante que puede llegar a ser.

Por ello me lanzo aparentemente sin paracaídas, con la que está cayendo y con más ilusión que un niño cuando es libre. Y lo hago porque esta vez salgo a ganar seguro de que no voy a perder. Seguro de que es el momento de revolucionar conciencias, de ayudarnos adecuadamente, de volar por encima de lo que la sociedad dicta.

Y lo hago con viento en contra, gracias a esa cometa llamada “limitaciones”, que me guiará por el camino de la dificultad con más facilidad de la que imaginamos. Como sólo sé que cada vez que descubro algo nuevo, me doy cuenta de la gran ignorancia que tenía sobre la materia, no os prometo nada. Sólo que voy a vivirlo como si volviera a tener 5 años, bajando los pies a la tierra tan solo para coger impulso para volver a volar.

Nadie nos dijo que esto sería fácil. Tampoco que nosotros lo haríamos tan difícil. Sólo es cuestión de aplicar lo que algunos maestros algún día te muestran. Algunos pensaréis que estoy loco, pero algún loco tiene que poner un poco de cordura a esta vida.

http://www.dreamingpass.com

IMG_0565

Que la vida es otra cosa!

Son las 8:30 a.m y me dispongo a eliminar mis legañas. Me miro al espejo y pienso: “Marc, cada día estás más calvo y con más arrugas”; a los 30 segundos me vuelvo a mirar y pienso: “joder que bien te mantienes jodio”.

Según la mayoría de personas existen cosas buenas y malas. Yo sin embargo, aún sigo sin creérmelo del todo.

Me visto con lo primero que encuentro, me calzo –como decía mi abuela– y emprendo una nueva aventura. Delante de mí, me espera una lluvia que no cesa, un paraguas que no abre y –para colmo– un vagón lleno del metro que veo escapar. Maldigo mi existencia y me enzarzo con una abuela que se me cola y me dice aquella maldita frase: “esta juventud de hoy en día no tenéis respeto”. Vuelvo al pasado, a recordar todos aquellos conflictos personales que aún me invaden. Creo ser libre, pero mi mente está llena de preocupaciones que no se eliminan. Bajo del metro cabizbajo, miro al cielo y ruego que pasemos al siguiente día.

Me vuelvo a despertar y veo que es un sueño pasado. Me vuelvo a vestir, esta vez con mis mejores galas. Delante de mi, me espera un sol radiante que me alimenta de energía. Llego al metro y veo una abuela que no puede subir al metro. Me acerco prestándole mi ayuda y me suelta esa bendita frase: “Los jóvenes cada vez sois más amables”. Salgo reforzado, visionando el gran día que disfrutaré hoy. Dejo de preocuparme, para ocuparme. Y mi ocupación pasa por disfrutar de cada pequeño instante. Miro al cielo y siento “que la vida es otra cosa”.

Llega la noche y tengo que decidir qué hacer mañana. Creo que me decantaré por el día soleado.

IMG_0479

Mientras otros sólo piensan en ascender, yo pienso en VOLAR!!!

Después de comer por 12 y de digerir la situación actual, me subo al tren que me llevará de nuevo al tumulto de guiris desorientados, buscando fotos sin gran historia. Y ahí entre esa aglomeración, encuentro mi sitio mirando al cielo y sintiendo que se para el minutero disfrutando de una paz interior a la cual denomino “Felicidad”. Y es que ha llegado el momento en que me despojo de todo aquello que causaba en mi cierta obligación y me lanzo a la aventura de ver que deparará el mañana. No sé si el mañana será mejor que hoy, pero si que he aprendido que al pasado sólo puedo volver a través de los recuerdos, y yo suelo vivir de proyectos.

Y qué mejor proyecto que buscarme la manera más divertida de ser feliz. Un proyecto a medida, creado por mí y para mí que seguro que podrá ser aprovechado por muchos.

Cansado de escuchar consejos que desaconsejan yo me lanzo, le tomo un pulso a mi creatividad y espero salir perdiendo por goleada. La visión convencional no me convence, suele tratar de miedos y obligaciones, y creerme que para 3 días y medio que nos quedan, no voy a quemar mi tiempo que es oro.

Y me voy a viajar, a divertirme, a contarlo con mi estilo, a romper moldes, a innovar, a decirle al mundo que si que se puede, que se puede derrotar el miedo que te produce el éxito, porque no hay mayor éxito que encontrarte  ti mismo.

No te creas que soy periodista, ni buen comunicador, ni todoterreno, ni productor, ni mucho menos un embaucador, sólo soy un joven perdido en una mentalidad limitante, que me aburre, y que me lleva a crear este tipo de proyectos. Podría haber decidido acabar mis estudios, haber vivido la vida de otros, haber decidido que compres mi champú, haber encontrado mi diversión en un centro comercial o incluso creer que la vida se resume en un “esto es lo que hay”.

Pero como me enseñaron que el sistema corrompe, me di la vuelta y me puse a volar. Por el día viajaba en el mismo vagón que el resto, por la noche descarrilaba para romper mis limites y convertirme en avión. Y en ello estamos, en aprender a volar!!!

viajero

El día que abandoné mi último trabajo

Hoy es 31 de diciembre de 2014, me levanto a las 05:45 de la mañana y me dispongo a afrontar un día especial. El día en que dejo atrás la filosofía del miedo y del aburrimiento utilizando mis horas en hacer un vida “normal”. Aquella vida en que vives pensando en las vacaciones, en la que cuando entras en el trabajo sólo piensas en salir, esa vida que te va restando energía día a día, es aquella que te crea ansiedad, aquella en la que matas tu creatividad para al final morir sin contar casi nada interesante.

Por ello, año nuevo, vida nueva. Por fin llega ese instante en que siento que dejo aquello que no deseo atrás, aquello que me resta energía, aquello que nunca me acompañará. Y decido dejarlo porque lo siento, porque no hay cobardes que tengan éxito, y yo deseo tenerlo.

Sí, como piensas soy uno de esos locos que dejan su trabajo “mas o menos estable” para lanzarse a la aventura que te depara el viaje hacia el aprendizaje. Y no, no va de ir de curso en curso ampliando currículum, va de crear un nuevo currículum, aquel en el que sólo puedes escribir tú y en el que lo más importante es la actitud para adquirir los conocimientos adecuados.

Y nadie me va a convencer de cambiar, de que estar 8 horas cada día delante de un ordenador me va a hacer feliz, de que tener cierta estabilidad es mi sueño, ni que el 99% está en lo cierto y yo equivocado. A mis 27 se acabó, no vuelvo a un trabajo estable, es una decisión, no una creencia. Y decido, porque ha llegado el momento en que le he encontrado sentido a la vida y no voy a desperdiciar ni un sólo segundo en acciones que no me lleven a la felicidad.

Y todo empieza en la determinación, sin ella no habría salido de un pueblo de 30.000 habitantes, no habría aprendido inglés trabajando en Uk, no habría venido a Barcelona a cumplir mis sueños o no habría apostado bastante dinero en conocerme y ofrecer lo mejor de mí mismo. Y lo más importante, sin ella, no habría ido moldeando mi gran proyecto en la vida que trata de cumplir cada uno de mis sueños por muy difíciles que parezcan.

Estáis todos invitados a compartir este viaje, a sentir a las ciudades, a razonar con los animales, a volar con barcos y sobre todo a eliminar cualquier barrera que el universo nos ponga delante, yo he decidido hacerme amigo de la vida, y tú ¿por dónde vas?

La televisión que me gustaría que viesen mis hijos

Marc Fas:

Cuanto antes regeneremos todo el sector de la comunicación, antes podremos dar la oportunidad a nuestros hijos de que aprendan viendo la tv.

Originalmente publicado en Innovación Audiovisual:

No la que ven o la que verán si no la que me gustaría que viesen.

1.- Una tele divertida. No podría ser de otra manera. Dejarán de verla si no es así. O lo pasan bien y se divierten o consumirán su tiempo en otro sitio. 

2.- Una televisión culta. Creo en ello. La diversión no debe ser inculta. El proceso de desarrollo cultural que estamos viviendo por aquí tiene muchos orígenes, quizá uno de ellos es la tele. Esto fue motivo de otro post. Es posible que si nos aporta nada, ellos busquen donde encontrar algo que les aporte y eso es algo por lo que merece trabajar. 

3.- Una televisión que sea la leche. Combinación de creatividad, técnica y tecnología. En todos los sentidos. A tope, con marcas, con historias y con talento. 

4.- Una televisión sin limites mentales.  Creatividad, acceso, pantallas…

Ver original 351 palabras más

El marketing ha muerto. Podemos cambiar esto!

Obama, el declive del viejo marketing.

Trabajo innovador y ejemplar del equipo de marketing del presidente Obama antes de su elección como el primer presidente de raza negra y sin haber nacido en los States. Y la clave, a mi parecer, fue el analizar las necesidades emocionales de la sociedad y convertirlas en esperanza. Vendió esperanza, ilusión, cambio y progreso. Y digo vendió, porque fue un marketing diseñado para vender, vender un marca que hoy en día no tiene el mismo peso que en aquellos días. Y no lo tiene porque no es sincera, auténtica, ni cercana  como necesitan ser ahora para ser respetadas y admiradas por las personas. Las marcas hoy deben tener vida sino están realmente “muertas”.

El poder es de las personas. Siento robar el título a un compañero como Pablo Herreros, pero lo necesito para transmitir su gran significado. Hoy en día, el término consumidores carece de vigencia, ya que las marcas en la actualidad no venden, muestran, hoy no se publicitan sino que se comunican. Hoy, no se trata de engañar al público sino de iniciar un conversación. Hoy surge el contenido como la arma más poderosa que tienen las marcas a la hora de publicitarse. El fondo, la verdad, y la honestidad son armas que utilizamos la sociedad a la hora de avanzar para conseguir un futuro mejor. Nos hemos revelado como rebaño y pedimos nuestro lugar democrátio que merecemos. Las marcas deben encontrar su sitio en esta nueva democracia, ya no valen los números para arreglarlo. Estamos de enhorabuena, ¿no?

cubiertapoder_Layout 1

Podemos, ¿éxito o fracaso de la sociedad?

Antes no estábamos. Antes no teníamos valores y nos los queríamos defender. Antes de esta crisis todos éramos necios confundiendo valor y precio, dándole un valor exorbitante a lo superficial. Nos hemos cansado de ver tanto irrealidad. Ya no somos los de antes y no volveremos a serlo. Me gusta ser positivo en este sentido y la tecnología y su avance están aquí para ayudarnos. Podemos es el reflejo del ¡ya está bien! De que la regeneración política está ahí latente, no sólo con nuevos partidos, sino reinventado aquellos que han estado en el poder durante décadas y hemos comprobado como han abusado del poder. Los poderosos siguen asustados y por ello atacan como atacan a Podemos. Podemos no es la única solución pero, no por ello, tiene que dejar de serlo. Seguro que podemos mejorar este mundo y ello se basará en mostrar la autenticidad de cada uno de nosotros hacia la vida.

Everything is a remix

1399129714steve-jobs-young

Una de las grandezas del curso de la vida es la renovación inteligente de lo viejo por lo nuevo consiguiendo una cierta mejora de lo existente. El progreso hace que avancemos, que nos movamos, que destruyamos lo anterior con la intención de combinar conceptos para crear algo que antes no existía. Muchos afirman que todo está inventando, que el éxito está en copiar y mejorar a través de los números los resultados. Innovar no es inventar, es crear nuevos caminos para aunar grandes ideas y que como resultado tengamos “el camino” que nadie antes hubiera imaginado tomar. Copiar para mejorar debería estar considerado como creativo, sano e innovador.

Apple y su verdadero core.

Steve Jobs a mi parecer, no creó nada nuevo y a la vez lo creó todo. Diseño nuevas estrategias a la hora de diseñar productos que generaran tendencia. Utilizó las herramientas de los demás para crear unas nuevas más potentes y versátiles. Fue un visionario, único en su especie que vendió su vida al trabajo para conseguir crear una marca que hoy es y será historia. ¿Mereció la pena?

Él y su familia lo sabrán, pero los que nos encontramos al otro lado de la pantalla escribiendo en una de sus creaciones bendecimos todos los días su gran visión de que a través de simplificar alcanzamos nuestras metas mucho más rápido y mejor. Y su mejor virtud, saberse rodear de gente más talentosa que él. Con su pérdida apple seguirá siendo un marca de referencia pero perderá la esencia de un visionario irrepetible.

La innovación se basa en ver aquello que nadie ve.

Innovar no es ir detrás de la tendencia buscando la oportunidad de copiar alguna idea y mejorarla con un gran equipo de diseñadores. Es algo más importante y duradero, es una actitud que impregna cada movimiento que realizas pudiendo vivir en un mundo paralelo lleno de aventuras. Innovar es tener la capacidad de ver y conectar ideas o conceptos que sirven para crear algo muy útil para la sociedad. Para mí innovar es jugar a realizar conexiones absurdas que gracias a la aplicación del sentido común y el buen gusto, crean algo que genera un avance en la materia. El reto estará en educar a las futuras generaciones para que sean capaces de desarrollar la creatividad como nunca se ha logrado, con el propósito de avanzar como sociedad y no sólo tecnológicamente.

 

Mi CV de experiencias

Aquí os dejo un resumen de mi vida, mis valores y mis experiencias para aquellos que tengáis curiosidad por saber algo más sobre mí. Estoy abierto a obtener cualquier feedback y espero ir mejorando a medida que aprenda más.

Risto Mejide: No busques trabajo: Búscate la vida

Todo surgió cuando empecé a perseguir mis sueños. Di un cambio radical a mi vida y me enfrasqué en una viaje trepidante que me llevó a conocer diversos lugares de la geografia inglesa. Primero fue Guernsey, http://www.visitguernsey.com, una isla inglesa con pasado francés y cuna de escritores como Victor Hugo. Allí, empecé a amar la naturaleza, a entender quién coordina toda la energía para que todo esto tenga sentido: no otra cosa que “El Universo”. Luego viajé y disfrute de las hermosas vistas de los acantilados de Bournemouth http://www.bournemouth.com, lugar paradisíaco repleto de turistas y estudiantes deseosos de poder defenderse en la lengua más universal, que es el inglés.
Y como última escala pasé un corto periodo en Plymouth, trabajando en el http://www.st-mellion.co.uk, una joya de la naturaleza que permitia fusionar el golf con la naturaleza de una forma extraordinaria. Y aprendí del buen hacer de los ingleses, de la responsabilidad, y de qué si eres habilidoso debes aspirar a conseguir tus sueños, porque muchos de los que están en altos cargos, tampoco son “la creme de la creme“.

Y allí aprendí, que cuando volviera a España; país adorable por su apertura social y despreciable al mismo tiempo por que abusamos de ella; iba a dejar de buscar trabajo para conseguir crear algo que naciera de mis entrañas. Y en eso que aterricé en Barcelona, la ciudad de mis sueños, con una maleta cargada de ilusiones y con un futuro tremendamente duro y esperanzador.
Es la situación actual, depende de tu perspectiva hacia la vida y de la posición de tus límites lo que marcará el devenir de tus días como emprendedor.

Emprender más que una acción es una actitud, y con ella me lancé a acudir al evento de la presentación del libro de Risto Mejide “No busques trabajo”. En él aproveche la incertidumbre de la última pregunta para vencer al miedo y presentar una web, que incluso aún no había adquirido. Esa valentía hizo que diseñara un plan para poder adentrarme en el mundo de la comunicación de una manera original. Se acabó entregar curriculums hechos a Word, y empieza una revolución que pasa por ver el día a día como un aprendizaje contínuo. Pongo en común las enseñanzas de Risto con mi análisis de la realidad actual, para crear acciones que intentan aportar algo a la sociedad.

Desde que volví a nacer, me guio por el instinto y él me trae consigo experiencias y contactos que hacen que todo mi proyecto avance con pie firme y con la misma ilusión del primer día. Este post es sólo una experiencia chorra mía, pero espero que para cambiar esta situación hagas caso de tu instinto y dejes de buscar trabajo, existe la inmensidad del oceano que aún sigue sin ser explorada.